Entrada destacada

La agricultura en jardines frontales

He visto artículos recientemente sobre la escasez mundial de alimentos y la alimentación de nuestras poblaciones y todo eso, manojo de ...

martes, 12 de abril de 2011

Las Orquídeas - Balcones


Cultivo en balcones y pequeños espacios
Si bien los balcones o terrazas reciben fuertes vientos y bruscos cambios de temperatura que atenían contra el cultivo de la mayoría de las orquídeas, hay varias especies que pueden adaptarse a esas condiciones. La Brassavolasp. crece naturalmente en lugares expuestos y sobrevive en balcones siempre y cuando no reciba sol directo y se le aumente la frecuencia de riego y las pulverizaciones.

Existen muchos aficionados que prefieren cultivar orquídeas pequeñas que, a pesar de su escaso tamaño, no pierden su encanto, y cuyas flores diminutas son igualmente muy apreciadas. Algunos ejemplos son aquellas que se conocen como microorquídeas: Pleurothallis sp., Octomeris sp. y Capanemia sp. La ventaja de estas especies es que pueden cultivarse en espacios reducidos, en pequeños invernaderos o Incluso dentro de recipientes plásticos, con el fin de generar un microcllma húmedo.

Por ejemplo, se pueden reproducir dentro de una botella de plástico, en la que se recorta una ventana lateral en la parte más ancha de la misma. Esta abertura permite introducir a la planta bien atada a su porción de tronco y luego debe taparse con film plástico de cocina, que se retira cada vez que se riegue. Finalmente, se coloca un alambre en la parte posterior de la ventana, que se puede fijar a una reja o al balcón.


Plagas y Enfermedades
Las orquídeas suelen ser atacadas por hongos (no simbiontes), virus, bacterias e insectos. Cuando las hojas están enfermas aparecen manchas en formas circulares o en sus extremos. Los hongos y parásitos suelen matar raíces y pudrir las hojas y los pseudobulbos. En general, estos problemas están relacionados con las malas condiciones de cultivo: exceso de riego o poca iluminación.

Los virus, por su parte, causan manchas blancas en las hojas, disminución del crecimiento o enanismo. Ante la aparición de éstos, se recomienda eliminar las plantas infectadas, ya que pueden contagiar a otras, así como limpiar bien o esterilizar las herramientas utilizadas. Por último, si se detecta la presencia de bacterias u hongos, se deben eliminar las partes de las plantas infectadas y aplicar fungicidas para orquídeas.

Es importante aclarar que si las condiciones de cultivo son adecuadas es poco probable la aparición de enfermedades. También es importante eliminar insectos como cochinillas o pulgones ya que pueden ser transmisores de virus

No hay comentarios:

Publicar un comentario