Entrada destacada

La agricultura en jardines frontales

He visto artículos recientemente sobre la escasez mundial de alimentos y la alimentación de nuestras poblaciones y todo eso, manojo de ...

Mostrando entradas con la etiqueta las plantas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta las plantas. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de agosto de 2011

Plantas de Interiores


Tanto en exterior como en ínte rior nos podemos encontrar con estos dos géneros que prefieren temperaturas medias y sustratos húmedos, algo que conseguiremos dando un riego diario.

El Beloperone guttata destaca por al belleza de sus inflorescencias, compuestas por hojas modificadas, hojas que se transforman no pareciéndose nada a las hojas verdaderas, que van pasando del verde al naranja o amarillo a medida que se acerca el momento de la floración, asomando entre estas hojas aparece lo que es el verdadero órgano femenino, la flor.

Esta es de color blanquecino y por desgracia tiene una vida muy efímera.

Acompañando a esta maravillosa maceta de flor, nos encontramos con otra también exuberante por su follaje, penachos variegados que parten desde el suelo, estamos hablando del Acorus gramíneas.

Es difícil que veamos flores y frutos en ejemplares cultivados, ya que únicamente los emite cuando se encuentra en su estado más natural. La humedad ambiental y del sustrato hace que esta planta se desarrolle con mayor vigorosidad, creando una masa verde de infinita belleza. Esta ornamental de hoja la podemos emplear en borduras de estanques sin ningún problema ya que la proximidad de agua le encanta.

sábado, 5 de marzo de 2011

Desarrollo de las Plantas


El otoño es la época del año en que madura la mayoría de los frutos y es también la estación en que se recogen frutos y semillas para el invierno.

Los granos ya deben haber sido sembrados para que en la primavera siguiente, a veces lejos de la planta madre, hagan su aparición otras plantas. Si los frutos no contienen más que una sola semilla, es suficiente con diseminarlos. En cambio, si encierran muchas semillas, es necesario diseminar éstas por separado.

Las plantas silvestres aseguran la dispersión de sus semillas de diferentes maneras: hacen uso del viento, del agua, de la piel de los animales y hasta de medios técnicos que les son ofrecidos por el hombre. La ilustración reproduce muchos ejemplos típicos que prueban, una vez más, el ingenio de la naturaleza para asegurar la propagación de las especies.

Son muchas las plantas cuyos frutos y simientes son llevados lejos por el viento. Generalmente estos frutos son pequeños y están dispuestos para el vuelo (amargón y arce), pues parecen estar dotados de alas y de paracaídas. Algunos frutos estallan con fuerza cuando el tiempo es seco y dispersan así sus granos. Otros espolvorean sus semillas (adormidera): sus frutos podrían ser comparados a nuestros saleros.

Si recorremos las dunas y los campos secos en el verano, nuestras ropas se cubren rápidamente de semillas diversas, que se adhieren a la tela, como los viajeros clandestinos trepan a un tren o a un camión (abrojos, tréboles). El agua asegura, en algunos casos, la dispersión de las semillas.

Los cocos pueden ser llevados, por ejemplo, de una isla a otra por la fuerza de las olas. Se convierten entonces en verdaderas embarcaciones a las que les faltan, sin embargo, los medios de propulsión. Por último, no podemos olvidar el papel importante que desempeña el hombre en la dispersión de las plantas y semillas, papel que a veces cumple inconscientemente.

viernes, 4 de marzo de 2011

La Germinación - diseminación consciente


La diseminación consciente no es rara, puesto que concierne a todos los cultivos practicados por el hombre. Éste no sólo se esfuerza por asegurar la propagación de la especie, sino que trata también de favorecer la germinación de la semilla; aunque el papel que el hombre desempeña inconscientemente no es de despreciar.

Cuando se realiza la carga y descarga de barcos y de trenes, puede efectuarse sin querer una importación de semillas de plantas extranjeras. La remoción de la tierra, cuando se construye una casa, puede favorecer la propagación de las semillas.

Finalmente, éstas pueden también ir pegadas a las suelas de nuestros zapatos y así, en forma sencilla, sin saberlo y sin quererlo, el hombre se convierte en agente propagador de las especies, por los medios indicados y por muchos otros más que no vale la pena detallar.

Si la simiente cae en lugar favorable, la germinación se produce en el momento oportuno. Es la primera fase del desarrollo, o de la vegetación.

La germinación de un grano es la transición del estado embrionario —en que terminó al madurar el grano— al estado de organismo independiente, cuyo desarrollo ulterior no está supeditado a la planta madre. En el momento de la germinación de una semilla, una fina raíz perfora primeramente el tegumento o envoltura de la misma y penetra en el suelo.

Más tarde se forma un pequeño tallo que se dirige hacia arriba. Empero, el proceso de la germinación se observa más fácilmente en semillas de gran tamaño, como las de la calabaza.

La calabaza tiene semillas chatas, que se encuentran en contacto con la pulpa viscosa del fruto. He aquí por qué la envoltura de la semilla se adhiere con facilidad al suelo. Cuando se produce la germinación, la raicilla penetra primeramente en el suelo.

Luego aparece un tallito. y los primeros cotiledones salen de la envoltura abierta en forma parcial. Ésta queda por lo general sobre el suelo; pero, por estar insuficientemente adherida, puede ser empujada por las primeras hojas. En este caso las plantas se debilitan. Esta excepción ha sido también reproducida en la ilustración.

jueves, 3 de marzo de 2011

Reproducción Sexual de las Plantas


La multiplicación asexual es la forma más primitiva para la continuación de la especie. En cambio, la sexual es una forma superior de multiplicación. Las plantas se reproducen también de esta manera.

Para hacer posible la reproducción sexual, las flores se han asegurado a veces la colaboración de seres vivos. En realidad las flores constituyen la envoltura de los órganos sexuales de la planta; algunas sólo poseen órganos masculinos y otras solamente tienen órganos femeninos: son las flores unisexuales.

Cuando una planta posee simultáneamente flores masculinas y femeninas, decimos que es monoica. Puede darse el caso de que las flores femeninas estén sobre un pie diferente del que sostiene las flores masculinas; entonces la planta es dioica. Las flores que tienen los órganos de los dos sexos son bisexuales.

El botón de oro o ranúnculo (Ranunculus), que se encuentra prácticamente en todas las praderas, es una flor bisexual, es decir, completa. Los órganos reproductores están representados separadamente y con aumento; el sexo masculino se indica en rojo y el femenino en azul. El órgano femenino está constituido por el óvulo con el pistilo y los estigmas; el órgano masculino, por el estambre con la antera, bolsita que contiene el polen.

En primavera, cuando las ramas de la mayoría de los árboles se ven todavía desnudas, las ramas del sauce se cubren de flores de dos clases: unas de color gris verdoso, las otras amarillo fuerce.

Como estas dos especies de flores no están sobre el mismo pie, decimos que el sauce es dioico. Las flores femeninas se hallan formadas por un conjunto de pequeñas flores integradas por un pistilo con óvulo y dos estigmas. Las flores masculinas están constituidas por flores pequeñas con dos estambres adheridos a un pequeño penacho velludo.

El sauce es, pues, unisexual y dioico, y la fecundación de una flor con polen de la misma planta está excluida. En este caso, son los insectos los que aseguran la polinización.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Reproducción asexual de las Plantas


Toda la vida es perecedera y cesa luego de un tiempo más o menos largo. Pero fuera de la muerte natural, los organismos pueden tener fin por accidente, es decir, ser víctimas de otros seres vivos o de circunstancias desfavorables.

La vida concluiría rápidamente sobre el planeta si los seres vivos no tuvieran la facultad de reproducción o de multiplicación; y existe, por cierto, más de un medio para la reproducción de la especie.

Algunos organismos inferiores se dividen en dos y cada una de estas mitades lleva vida independiente. En cambio, otros organismos animales dejan que su cuerpo se cubra con nuevos organismos.

En el reino vegetal las formas inferiores no son las únicas que se reproducen de manera asexual. Hay plantas superiores que poseen también este medio de reproducción. Cuando el jardinero planta brotes, está sirviéndose del poder de regeneración para conseguir individuos jóvenes y nuevos.

La reproducción de numerosas plantas se realiza de esta manera, utilizando retoños (arriba, izquierda). La fresa se multiplica por acodadura, es decir, que algunos tallos que todavía pertenecen a la planta madre, tocan el suelo, echan raíz y dan nacimiento a un nuevo individuo.

Otros vegetales se reproducen por medio de tubérculos, en los cuales se han acumulado reservas, por ejemplo la papa. De los ojos de la papa salen brotes que dan nacimiento a las partes aéreas y a las subterráneas de un nuevo ser. Este modo de reproducción se llama multiplicación vegetativa.

En muchos casos se comprueba, sin embargo, que en el reino vegetal hay células particulares, encargadas de la creación de otro individuo. Puede suceder, igualmente, en el caso de una multiplicación asexual de vegetales, que una nueva planta nazca de una sola célula. Nos encontramos entonces en presencia de una reproducción por esporos.

Así, un objeto dejado en una habitación abandonada puede cubrirse con una capade moho. Al soplar sobre ésta volará una pequeña nube de polvo compuesta por esporos de moho. Si la casualidad quiere que esos esporos caigan en lugar favorable, nacerán entonces nuevos hongos criptogámicos.

viernes, 25 de febrero de 2011

Las comunidades de Plantas


Los animales no son los únicos que viven en grupos, comunidades o colonias. Las plantas hacen lo mismo, y quien observa la naturaleza con atención sabe que las características del suelo y las particularidades topográficas no son las únicas que definen el carácter de un paisaje, sino que también contribuye a ello el conjunto de la flora.

Dicho de otra manera, la vegetación tiene también una gran importancia. Aunque el hombre haya modificado considerablemente el paisaje, construyendo fábricas y trazando caminos donde antes sólo había bosques y malezas, todos podemos comprobar aún, sin mayor esfuerzo, que la vegetación difiere según los lugares.

Se pueden distinguir varios tipos de vegetación, según nos encontremos en un bosque, entre malezas, en un campo de pastoreo o en una planicie cubierta de musgo. Digamos además que los bosques difieren entre sí: un bosque de hayas es más sombrío que un bosque de encinas o de abetos; tan sombrío, que pocas plantas pueden vivir en él.

La ilustración representa un bosque con diferentes especies vegetales. Hay en él claros, y las cimas de los árboles no se unen arriba hasta formar un techo de follaje (abajo). Numerosas plantas conviven con estos árboles: arándanos, hongos, heléchos, etcétera.

En la actualidad hay una nueva rama de la botánica que se ocupa de estudiar las asociaciones de las plantas; esta ciencia nueva se llama sociología de las plantas o ciencia de la vegetación. Un bosque de hayas, un bosque de abetos, un bosque con diversas variedades, son ejemplos de comunidades de plantas.

Pero se pueden encontrar igualmente grupos de asociaciones en una misma pradera, en un seto o en un foso. Las comunidades o asociaciones de plantas se caracterizan por su aspecto exterior y también por las especies que las componen.

Además es interesante observar que ciertas comunidades se reparten en capas o pisos, lo cual puede ser fácilmente verificado en el bosque: en el piso superior se encuentra la copa de los árboles, agitada por el viento; más abajo los matorrales, donde resuenan los trinos de los pájaros; más abajo todavía, las hierbas, y finalmente el musgo, donde viven las hormigas y los coleópteros. El lector que quiera observar el bosque con atención, fácilmente descubrirá los pisos que acabamos de citar.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Los Parásitos en Jardineria - los hongos


Los parásitos son particularmente numerosos en el mundo de los hongos: citemos como ejemplo el hongo llamado armilaria de miel (Armillaria mellea), que no tiene el gusto que hace suponer su nombre, sino el color, entre amarillo y tostado.

El micelio o parte vegetativa de los hongos no se encuentra solamente en el suelo, sino también y sobre todo en las ramas, en las cepas y en los troncos de todos los árboles, vivos o muertos, particularmente entre la madera y la corteza.

Después de algunos años, el micelio forma ramificaciones luminiscentes, que probablemente son las que han dado origen a las leyendas sobre luces misteriosas en el bosque. Esas ramificaciones pueden parecer muertas durante años, y luego, de pronto, formar filamentos blancos, que suben muy arriba en el árbol y dan origen a los esporos.

Este hongo, aunque se encuentra también sobre madera muerta, tiene predilección por los árboles vivos y sanos, sobre todo pinos y castaños, a los cuales perjudica enormemente. El hongo de miel, si invade un bosque, puede provocar una verdadera catástrofe.
Hay ciertas plantas que son parásitas de las raíces.

La más espectacular de ellas es, sin lugar a dudas, la Rafflesia arnoldi, que se encuentra en los bosques de Sumatra y que produce las flores más grandes del mundo. La ilustración permite imaginar el tamaño de la flor, que está dibujada proporcionalmente al tamaño del indígena de talla normal.

Sir Stamford Raffles y el doctor Arnold descubrieron esta flor parásita, que crece entre las raíces retorcidas de las plantas trepadoras. No hay ninguna hoja y la flor sale de las raíces de la planta nutricia. El diámetro de la flor puede ser de 1 m., en tanto que la parte interior, que contiene los estambres, mide hasta 30 cm.

Los pétalos tienen un espesor que varía de 1 cm. a 2 1/2 cm. Son pulposos y tienen un color carne y amarillo con motas. Los capullos no abiertos parecen repollos y necesitan hasta un mes para alcanzar su tamaño normal. Estas flores gigantes se marchitan al cabo de varios días y despiden un olor desagradable, que atrae gran cantidad de moscas, que aseguran la fecundación. Pesa alrededor de 7 kg.

viernes, 11 de febrero de 2011

Gladiolo de Etiopía - Gladiolus mureliae


Nombre científico
Gladiolus mureliae.

Origen
Norte y centro de Africa.

Clima
Templado a cálido. No resiste fríos intensos. Crece muy bien a pleno sol y a media sombra. No es apta para jardines próximos al mar.

Descripción
Planta herbácea, vivaz y geófita con cormos. Su altura es de 60 a lOOcm.
Sus hojas son lineares, alternas y con entrenudos cortos. Posee tallos floríferos simples, terminados en una espiga con 3 a 6 flores. Estas son infundibuliformes con un tubo largo, blancas con líneas púrpuras, con un intenso perfume durante el atardecer. El fruto es una cápsula ovoide con semillas planas de color castaño. Se reproduce por semillas y por división de matas en la primavera. En la bibliografía aparece como aeldanthera bicolor.

Suelo
Suelto, arenoso, fértil y bien drenado.

Usos
Es ideal para formar macizos y borduras, y también en jardines de rocas y canteros sobreelevados. Es muy apreciada por su floración otoñal y su delicioso perfume.

Cuidados
Pierde las hojas en el invierno y brota en la primavera tardía. Debe protegerse de los vientos por su tendencia a volcarse. Conviene tutorarla antes de la floración. No soporta el riego abundante, el encharcamien-to ni la salinidad. Suele ser atacada por caracoles, babosas y trips (insecto de lmm que ataca las partes más jóvenes).

jueves, 3 de febrero de 2011

Tipos de Podas de plantas según el tipo de planta - Parte 2


De mantenimiento: Se efectúa en todas las plantas. Es la típica poda de jardinería que se repite regularmente cada año. Consiste en suprimir y distribuir las ramas para otorgarle una forma definitiva y mantener su desarrollo armónico. A la hora de realizar los cortes, se debe considerar el grosor de las partes a modificar y el tipo de crecimiento.

De limpieza: Se realiza en todas las plantas con flor y de mucho crecimiento. Se eliminan los trozos de ramas que no tienen brotes y que están secos; los rebrotes que hayan podido surgir de la raíz, que se denominan chupones; los rebrotes del pie del arbusto que sean débiles o que estén mal situados, y que no nos interese que se desarrollen como rama; las ramas que sobresalen por su exceso de vigor; las ramas cruzadas, mal orientadas o que enmarañan al arbusto; las flores y frutos marchitos que afean y consumen sus energías. Este tipo de poda también sirve para corregir la asimetría y mejorar la apariencia del ejemplar. Pero, además de mantener el aspecto estético y sanitario, ayuda a airear la planta.

De rejuvenecimiento: Se realiza en las plantas viejas, de escaso desarrollo. Consiste en un corte drástico de una considerable parte de la copa con la finalidad de renovarla.

De reversión: En los arbustos con hojas variegadas en amarillo o blanco surgen algunos brotes cuyas hojas son completamente verdes. En los arbustos de foliación variegada en amarillo o blanco, surgen algunos brotes de hojas completamente verdes que conviene eliminar. Se realiza también en las especies persistentes injertadas que, por mutaciones o por el desarrollo del pie de injerto, forman ramas distintas de las de la especie que queremos cultivar.

De raíces: Aunque rara vez se practica en arbustos ornamentales, puede resultar útil para limitar el excesivo crecimiento en altura, y en especial para preparar el trasplante de los grandes arbustos.

martes, 1 de febrero de 2011

Tipos de Podas de plantas según la forma


Existen distintos modos de poda, según el objetivo del corte. Estos son:

Despunte o pinzado: Consiste en quitar con los dedos los extremos de los brotes tiernos de una planta. Su finalidad es favorecer el desarrollo de las yemas laterales, obtener más brotes y redondear aquellos ejemplares que crecen compactos.

Recorte: Es un corte ligero de todas las ramas de la copa. Se elimina aproximadamente 1/3 de la longitud total.

Acortamiento: Es la eliminación de Tipos 2/3 de la longitud de las ramas, dejando un 1/3 restante.

Raleo: Es la eliminación total de la rama desde la base.

Poda verde: Se realiza durante el período de actividad de la planta, en la primavera o el verano. Su objetivo es realizar una limpieza.

Poda seca: Se efectúa en el período de reposo vegetativo, desde mediados del otoño hasta el invierno.

Poda fuerte: Es un acortamiento, que favorece el desarrollo de brotes más robustos y la formación de madera, más que de flores y frutos.

Poda leve: Es un recorte que tiende a la formación de flores y frutos.

domingo, 30 de enero de 2011

Tipos de Podas de plantas según el tipo de planta - Parte 1


Teniendo en cuenta las distintas etapas de desarrollo de las plantas y, por otro lado, los objetivos que se persiguen con los recortes, podemos diferenciar las siguientes tipologías:

De plantación: Consiste en un recorte equilibrado de ramas y raíces. Se realiza en leñosas caducas adquiridas a raíz desnuda, es decir sin hojas, que se consiguen en viveros de forma más económica porque no vienen con pan de tierra.

De formación: Consiste en ralear las ramas inferiores y recortar las superiores. Se practica en árboles que dan sombra en las calles, en frutales, rosales, enredaderas y trepadoras. La mayoría de los ejemplares, durante el primer o segundo año después de planta dos, produce un cierto número de brotes básales, que son los que forman la estructurabásica. Hay que intentar que estén uniformemente espaciados. Si se encuentran muy próximos o entrecruzados y se dejan crecer se rompe el equilibrio y la simetría general. Conviene, entonces, eliminar los brotes excedentes o mal situados. En especial, cuando se trata de arbustos que no se renuevan de modo natural (a partir de brotes básales de substitución) y que, al envejecer, forman una estructura leñosa permanente, en la que tanto el crecimiento en extensión como las flores se disponen en la periferia.
En muchos casos, este tipo de poda se utiliza para mantener los arbustos caducos con el centro abierto, permitiendo la libre circulación de aire y así evitar las enfermedades. Además, ayuda a que los ejemplares adquieran rápidamente la forma definitiva.

En pequeños espacios: La poda también se realiza en balcones, especialmente las de formación y de mantenimiento. En muchos casos, es necesario conducir a los arbustos para que crezcan en ancho (en el sentido del balcón) y no en alto o hacia adentro. Esto se logra seleccionando las ramas y yemas que se orientan en el sentido de la baranda, y eliminando las que crecen hacia el interior. Hay que tener en cuenta que, en las macetas, las raíces tienen su desarrollo limitado a una cantidad reducida de suelo y, por lo tanto, también conviene restringir el crecimiento de la parte aérea mediante una poda, entresacando ramas.

miércoles, 26 de enero de 2011

Como cuidar las Plantas


Y qué decir de la propensión por acumular macetas en los interiores del departamento o casa. Todo lugar sirve, es apropiado para estar cerca de los frutos de la tierra. Por eso es bueno saber cómo preservar la salud de las plantas para que éstas nos den las respuestas de hojas brillantes o flores diversas.

Para la salud de las plantas que nos rodean o nos regalan su presencia hay varias preguntas a contestar, muchos qué, cuáles, cómo o porqué. Recordémos algunos de ellos y, aunque no tienen lenguaje, seguramente nos serán agradecidos por ellas:

¿Qué hacer cuando los cactus presentan manchas oscuras y húmedas?: Es posible que la planta sufra una infección causada por bacterias, que pueden ocasionar que se pudra completamente. Corte con cuidado el área enferma y un poco del tejido sano alrededor del afectado. Lave toda esa zona y cuando esté seca riegue con polvos de azufre para evitar que se vuelva a infectar.

¿Cuáles son las plantas que más adornan la casa? La violeta de los Alpes es planta de ambiente frío, muy resistente. La azalea también es muy decorativa. Durante la floración debe permanecer en un ambiente oscuro. En verano no debe desarrollarse al aire libre. Algunos otros ejemplares conocidos son el crisantemo, la estrella federal y la violeta africana. En cuanto a las plantas trepadoras hay que destacar la hiedra; en plantas colgantes merecen mencionarse el potus, muy adaptable y que requiere escasos cuidados. En las rastreras no hay como el ficus.

¿Cómo evitar las enfermedades de las plantas de interior?: No usando tierra sin esterilizar. Compre un compost especialmente preparado, del que pueda estar seguro que no tiene plagas ni enfermedades.

¿Cómo mantener bellas las gardenias?: Son plantas delicadas que requieren atenciones y cuidados. La caída de hojas se debe a la insuficiente humedad. Si le aparecen manchas azuladas, puede indicar que no recibe todo el hierro que necesita. Hay que recurrir a un fertilizante adecuado. Deben colocarse las gardenias en un lugar soleado, pero resguardado de los rayos directos del Sol.

¿Cómo mantener sanos los heléchos?: Se debe tener especial cuidado con el riego, ya que las aguas duras son nocivas. Podemos identificarlas porque con el tiempo se forma una película blanca sobre la tierra. Cuando esto ocurre, recurrir al agua de lluvia o de deshielo de la heladera. Recordar además que los heléchos no exigen demasiada luminosidad, aunque logran un crecimiento óptimo en un sitio con mucha luz difusa. Si se los expone a los rayos del Sol pueden quemarse.

¿Se pueden cultivar frutillas en macetas?: Es una experiencia muy gratificante y rara a la vez. No necesita muchos cuidados.

Hay que elegir una frutilla bien madura y plantarla. Cada uno de los puntitos negros que tiene es una pequeña semilla. La tierra donde se plantará debe tener una parte de arena, convenientemente mezclada. Al poco tiempo aparecerán los primeros brotes, que darán hojas y florcitas, de las cuales nacerá la fruta.

martes, 25 de enero de 2011

La Poda de Plantas


Una creencia extendida, pera incorrecta, es que todos los arbustos deben someterse a una poda fuerte cada año. Muchas especies caducas y la mayoría de las persistentes, crecen satisfactoriamente y florecen de forma adecuada si tienen espacio para desarrollarse y si su suelo es fértil. En estos casos, es preferible no podar, porque puede producir un ejemplar feo y deforme, con pocas flores, e incluso ninguna.

Sin embargo, para ciertos grupos de arbustos, una poda correcta sí favorece la producción reguiar y abundante de flores, y el desarrollo de su follaje es vigoroso y sano. En estos casos, se procura disponer las ramas y la copa de modo tal que la luz penetre de la forma más uniforme posible en el interior de la planta, y así permitir que las hojas, yemas y flores se desarrollen en mejores condiciones, y los frutos alcancen las dimensiones deseadas.

El lugar del jardín que se elige para situar un arbusto influye en la poda que luego debe hacerse. Nunca hay que plantar un ejemplar que naturalmente alcanza gran tamaño en un lugar donde el espacio es limitado; de esta forma evitamos que se deba restringir su crecimiento constantemente. El resultado sería una planta de aspecto poco agradable, con gran cantidad de vegetación y posiblemente sin flores.

Existen algunos factores importantes que debemos tener en cuenta cuando vamos a podar: el tipo de follaje y su permanencia (si es caduco o persistente), la disposición del ramaje, la silueta, la época de floración y de fructificación. Además, conviene considerar el crecimiento, el vigor y la rusticidad de las plantas, su edad y estado sanitario, así como también las condiciones ambientales del lugar (el suelo, el clima y la exposición).

Existen básicamente dos momentos en el año para realizar la poda:

• Otoño-invierno, para las especies caducifolias y las que florecen en la primavera.

• En la primavera, después de la brotación, para las especies caducifolias que florecen en el invierno.

viernes, 21 de enero de 2011

Plantas interior

Plantas interior
REGLAS BASICAS DE UN RIEGO PERFECTO
A pesar de ser una rutina sumamente sencilla, regar es una tarea que debe llevarse a cabo con cierto cuidado ya que de ella depende gran parte de la salud de nuestras plantas. El riego de las especies de interior debe ser mucho más exigente que el de las plantas que criamos en el jardín. Antes de echar mano a la regadera, tenga en cuenta estos consejos.

En primer lugar, observe la planta para saber qué necesita. Si descubre hojas caídas o amarillentas, o bien una excesiva pérdida de follaje para la época del año,descarte regarla pues estos son signos inequívocos de exceso de líquido.

El aspecto de la tierra puede ser engañoso si se detiene sólo en la superficie. Para estar más seguro, no dude en hundir su dedo o un palito en la tierra y sólo añada agua si el sustrato no queda adherido a su dedo.

Es importante acompañar los riegos con abono líquido disuelto en el agua. Lleve a cabo esta rutina durante la época de crecimiento, cada quince días. Esta es una buena manera para reponer los nutrientes de la tierra que durante este período se consumen rápidamente.

El agua de lluvia es perfecta para regar. De lo contrario, recuerde que el agua de la red debe dejarse reposar toda una noche y recién después usarla. De este modo perderá el cloro que contiene y adquirirá la temperatura ambiente.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Cretona

Cretona
Las cretonas, favoritas entre las plantas de interior, necesitan algunos cuidados especiales. Para que no sufran durante el invierno, mantenga la temperatura a un rnínimo de 13°C y asegúrese de que el compost permanezca apenas húmedo. Proporcione a la planta buena luz y cuídela de las corrientes de aire. Además, olvídese de abonar la planta hasta que lleguen los días cálidos de primavera, cuando empezará su nueva etapa de crecimiento.

Para que la planta conserve su forma tupida y redondeada, pode las puntas y quite regularmente las yemas de las flores, afin de fortalecer la planta. En primavera, cuando la cretona crece con mayor vigor, riéguela con frecuencia y use un fertilizante líquido cada dos o tres semanas. Manténgala en una atmósfera húmeda y con buena circulación de aire.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Balsaminas, Caléndulas y Achiras

Balsaminas
Balsaminas.
Más conocidas con el nombre popular de Brincos, nombre que se le atribuye por sus semillas. Estas, cuando están maduras, brincan como si estuvieran dotadas de resortes. Son plantas de 30 ó 40 centímetros de alto; sus flores son bellísimas y las hay de hermosos y variados colores; se siembran en primavera y verano al aire libre.

Caléndulas
Planta de cultivo sencillo, anual y de flores muy vistosas. Tienen la virtud de florecer en pleno invierno, muy apreciadas por su rusticidad. En el verano ponen una nota de alegre color, con sus diversos tonos amarillos.
Se siembran de almacigo en otoño y de asiento en primavera.

Canuas o Achiras
Es una planta perenne de muy bonito efecto; las hay de muy variados colores. Se siembran en primavera. Las semillas hay que sumergirlas en agua por varios días antes de plantarlas, de lo contrario, su germinación sería muy lenta. Se multiplica también por bulbos. Su siembra y cuidado es muy sencillo.

miércoles, 20 de enero de 2010

Cuidado de plantas en jardines


Cuidado de plantas

En jardines, en el interior de la casa o en los balcones, las plantas deben
ser bien cuidadas.

Cuando uno es amigo de la naturaleza esto es notorio y se demuestra a través de balcones llenos de plantas y flores, de un minúsculo jardín frente a la casa o en el fondo. 

Y qué decir de la propensión por acumular macetas en los interiores del departamento o casa. Todo lugar sirve, es apropiado para estar cerca de los frutos de la tierra. Por eso es bueno saber cómo preservar la salud de las plantas para que éstas nos den las respuestas de hojas brillantes o flores diversas.


lunes, 14 de diciembre de 2009

Plantas Cretona



Cuidado de las cretonas

Un rociado, de vez en cuando, ayudará a formar una atmósfera húmeda; pero la clave está en hacerlo en las primeras horas de la mañana, para que las hojas no se vean manchadas.

Si usted quiere reproducir su planta, elija gajos de 7 a 10 centímetros de los brotes jóvenes en cualquier momento de la primavera. Sumerja los extremos cortados en hormonas de enraizamiento y colóquelos en un recipiente que contenga tierra buena de jardín.

Mantega el suelo húmedo y asegúrele una temperatura de 18-21°C, con aire húmedo y buena ventilación. Cultive cada planta en forma individual.

Cuando los gajos hayan echado raíces largas y fuertes y aparezcan los nuevos brotes será el momento de trasladarlos al lugar definitivo y tratarlos como plantas adultas.

Si en primavera, usted decide comprar un ejemplar en el vivero, prefiera las plantas pequeñas y tupidas, que tengan hojas muy atractivas, bien marcadas y coloreadas. Si nota que la planta ha detenido su crecimiento ofreciendo hojas muy pequeñas y deslucidas, es síntoma de falta de nutrientes o también de luz insuficiente. Abone la planta cada 14 días y colóquela en un lugar más iluminado.

Cuando el problema es el exceso de riego, se forma como un anillo oscuro y arrugado en el tallo, al ras de la tierra. Deje secar la planta algunos días y, luego, riegue sólo para mantener húmedo el compost.

martes, 3 de noviembre de 2009

Plagas plantas

Plagas plantas
Un jardín sin plagas
Un follaje pobre, manchas o Insectos y floración escasa, son los síntomas claros de que la planta está en problemas. Si muchas hojas se marchitan a pesar de controlar atentamente los nutrientes y el riego, es muy probable que la planta haya sido atacada por alguna bacteria incurable y, en estos casos, la esterilización del suelo es el tratamiento más apropiado. Conviene remover y quemar las partes afectadas y desinfectar las herramientas utilizadas.

Cuando el problema son los hongos que se muestan como manchas de aspecto seco y con puntos negros, elimine las hojas afectadas. Además pulverice semanalmente con un fungicida. Si se trata de manchas blancas y afelpadas está indicando un exceso de humedad. Trátelas espolvoreando con azufre.
Lo más conveniente es llevar una muestra del problema a un especialista para que pueda evaluar la medida más conveniente a tomar.

martes, 13 de octubre de 2009

bella de dia

bella de dia
Bella de Día
La planta conocida como Bella del Día es una planta anual de escasa altura, lo que la hace indicada para macizos y plantabandas y en especial para los jardines de azotea, que hemos mencionado con anterioridad. Las flores son de forma acampanada; las hay de colores blanco, rosado, etc. Se siembran en primavera, por lo que si se encuentra en esta época es sumamente recomendable dedicarles un cantero o al menos una parte de él a esta linda planta que nos agasajará con sus flores.