Entrada destacada

La agricultura en jardines frontales

He visto artículos recientemente sobre la escasez mundial de alimentos y la alimentación de nuestras poblaciones y todo eso, manojo de ...

Mostrando entradas con la etiqueta planta. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta planta. Mostrar todas las entradas

jueves, 18 de julio de 2013

Plantas de otoño


Compré dos plantas de Lowes en 6 ollas pulgadas en el otoño de 2004. Uno se marcó Beth, una madre (abreviatura de crisantemo). El otro era un aster púrpura de Wood. Ambos aster y madres son flores similares a las margaritas conocidos por su color de la caída, lo que significa que florecen en el otoño, cuando los demás no están floreciendo.

En el transcurso del próximo año ambas plantas, que planté en la tierra (muchos mantienen mamás en contenedores) crecieron rápidamente y ampliarse a 2 montículos pies de ancho. Sin embargo, cuando llegó el momento de floración, ya no estaban parejos. La madre comenzó a florecer al menos 2 semanas antes del aster y continuó floreciendo durante al menos 2 semanas después. En la imagen de arriba verás que la mamá de la izquierda, todavía fuerte, y el aster de la derecha, con todo, pero algunas flores marchitas. También hay otro aster en la parte inferior, llamada Wonder de Staffa, pero voy a hablar acerca de eso en otro post.

Ahora que, cuando el aster estaba en flor de las flores estaban muy bien, pero ¿quién quiere una planta que sólo se va a florecer durante un corto período de tiempo? Especialmente cuando brota una mamá a la vez, y flores por más tiempo? Considerando también algunas mamás se rebloom más tarde en el otoño?

No ... No puedo recomendar áster de color del otoño. Al llegar la primavera estaré compostaje esa planta. Sus madres para mí.

sábado, 6 de agosto de 2011

Plantas en un mismo recipiente


En esta espectacular cesta de mimbre barnizado conviven plantas como la Fuchia checkerboard, arbusto muy empleado en macetero, tiene porte erecto y sus flores son péndulas, por esto último se le conoce con el nombre de 'pendientes de la reina.

También podemos localizar a la Begonia tuberosa con flores rojas de gran tamaño, planta de ciclo anual que necesita pasar por un periodo de reposo; una vez que la Begonia ha perdido todas sus flores y sus hojas comienzan a marchitarse quiere decir que debemos preparar su periodo de reposo invernal.

Después de haber desenterrado los tubérculos, los limpiamos de tierra y los dejamos secar durante dos idas, transcurrido este periodo introducimos los tubérculos en tierra seca y se dejan en un lugar oscuro, fresco y exento de humedad.

En el extremo derecho del recipiente se encuentran tres especies compitiendo por encontrar su espacio vital y de esta manera podernos mostrar su esplendor. Tanto la Glechoma hederacea como la Diascia virgilis son plantas de tallos rastreros, aunque la primera se suele emplear como trepadora.

Finalmente identificamos a la tímida de la cesta, el Heliotropium, que aunque no ha sido colocada en primer plano consigue asomarse por los huecos que le dejan sus compañeras.

sábado, 5 de marzo de 2011

Desarrollo de las Plantas


El otoño es la época del año en que madura la mayoría de los frutos y es también la estación en que se recogen frutos y semillas para el invierno.

Los granos ya deben haber sido sembrados para que en la primavera siguiente, a veces lejos de la planta madre, hagan su aparición otras plantas. Si los frutos no contienen más que una sola semilla, es suficiente con diseminarlos. En cambio, si encierran muchas semillas, es necesario diseminar éstas por separado.

Las plantas silvestres aseguran la dispersión de sus semillas de diferentes maneras: hacen uso del viento, del agua, de la piel de los animales y hasta de medios técnicos que les son ofrecidos por el hombre. La ilustración reproduce muchos ejemplos típicos que prueban, una vez más, el ingenio de la naturaleza para asegurar la propagación de las especies.

Son muchas las plantas cuyos frutos y simientes son llevados lejos por el viento. Generalmente estos frutos son pequeños y están dispuestos para el vuelo (amargón y arce), pues parecen estar dotados de alas y de paracaídas. Algunos frutos estallan con fuerza cuando el tiempo es seco y dispersan así sus granos. Otros espolvorean sus semillas (adormidera): sus frutos podrían ser comparados a nuestros saleros.

Si recorremos las dunas y los campos secos en el verano, nuestras ropas se cubren rápidamente de semillas diversas, que se adhieren a la tela, como los viajeros clandestinos trepan a un tren o a un camión (abrojos, tréboles). El agua asegura, en algunos casos, la dispersión de las semillas.

Los cocos pueden ser llevados, por ejemplo, de una isla a otra por la fuerza de las olas. Se convierten entonces en verdaderas embarcaciones a las que les faltan, sin embargo, los medios de propulsión. Por último, no podemos olvidar el papel importante que desempeña el hombre en la dispersión de las plantas y semillas, papel que a veces cumple inconscientemente.

jueves, 3 de marzo de 2011

Reproducción Sexual de las Plantas


La multiplicación asexual es la forma más primitiva para la continuación de la especie. En cambio, la sexual es una forma superior de multiplicación. Las plantas se reproducen también de esta manera.

Para hacer posible la reproducción sexual, las flores se han asegurado a veces la colaboración de seres vivos. En realidad las flores constituyen la envoltura de los órganos sexuales de la planta; algunas sólo poseen órganos masculinos y otras solamente tienen órganos femeninos: son las flores unisexuales.

Cuando una planta posee simultáneamente flores masculinas y femeninas, decimos que es monoica. Puede darse el caso de que las flores femeninas estén sobre un pie diferente del que sostiene las flores masculinas; entonces la planta es dioica. Las flores que tienen los órganos de los dos sexos son bisexuales.

El botón de oro o ranúnculo (Ranunculus), que se encuentra prácticamente en todas las praderas, es una flor bisexual, es decir, completa. Los órganos reproductores están representados separadamente y con aumento; el sexo masculino se indica en rojo y el femenino en azul. El órgano femenino está constituido por el óvulo con el pistilo y los estigmas; el órgano masculino, por el estambre con la antera, bolsita que contiene el polen.

En primavera, cuando las ramas de la mayoría de los árboles se ven todavía desnudas, las ramas del sauce se cubren de flores de dos clases: unas de color gris verdoso, las otras amarillo fuerce.

Como estas dos especies de flores no están sobre el mismo pie, decimos que el sauce es dioico. Las flores femeninas se hallan formadas por un conjunto de pequeñas flores integradas por un pistilo con óvulo y dos estigmas. Las flores masculinas están constituidas por flores pequeñas con dos estambres adheridos a un pequeño penacho velludo.

El sauce es, pues, unisexual y dioico, y la fecundación de una flor con polen de la misma planta está excluida. En este caso, son los insectos los que aseguran la polinización.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Reproducción asexual de las Plantas


Toda la vida es perecedera y cesa luego de un tiempo más o menos largo. Pero fuera de la muerte natural, los organismos pueden tener fin por accidente, es decir, ser víctimas de otros seres vivos o de circunstancias desfavorables.

La vida concluiría rápidamente sobre el planeta si los seres vivos no tuvieran la facultad de reproducción o de multiplicación; y existe, por cierto, más de un medio para la reproducción de la especie.

Algunos organismos inferiores se dividen en dos y cada una de estas mitades lleva vida independiente. En cambio, otros organismos animales dejan que su cuerpo se cubra con nuevos organismos.

En el reino vegetal las formas inferiores no son las únicas que se reproducen de manera asexual. Hay plantas superiores que poseen también este medio de reproducción. Cuando el jardinero planta brotes, está sirviéndose del poder de regeneración para conseguir individuos jóvenes y nuevos.

La reproducción de numerosas plantas se realiza de esta manera, utilizando retoños (arriba, izquierda). La fresa se multiplica por acodadura, es decir, que algunos tallos que todavía pertenecen a la planta madre, tocan el suelo, echan raíz y dan nacimiento a un nuevo individuo.

Otros vegetales se reproducen por medio de tubérculos, en los cuales se han acumulado reservas, por ejemplo la papa. De los ojos de la papa salen brotes que dan nacimiento a las partes aéreas y a las subterráneas de un nuevo ser. Este modo de reproducción se llama multiplicación vegetativa.

En muchos casos se comprueba, sin embargo, que en el reino vegetal hay células particulares, encargadas de la creación de otro individuo. Puede suceder, igualmente, en el caso de una multiplicación asexual de vegetales, que una nueva planta nazca de una sola célula. Nos encontramos entonces en presencia de una reproducción por esporos.

Así, un objeto dejado en una habitación abandonada puede cubrirse con una capade moho. Al soplar sobre ésta volará una pequeña nube de polvo compuesta por esporos de moho. Si la casualidad quiere que esos esporos caigan en lugar favorable, nacerán entonces nuevos hongos criptogámicos.

viernes, 25 de febrero de 2011

Las comunidades de Plantas


Los animales no son los únicos que viven en grupos, comunidades o colonias. Las plantas hacen lo mismo, y quien observa la naturaleza con atención sabe que las características del suelo y las particularidades topográficas no son las únicas que definen el carácter de un paisaje, sino que también contribuye a ello el conjunto de la flora.

Dicho de otra manera, la vegetación tiene también una gran importancia. Aunque el hombre haya modificado considerablemente el paisaje, construyendo fábricas y trazando caminos donde antes sólo había bosques y malezas, todos podemos comprobar aún, sin mayor esfuerzo, que la vegetación difiere según los lugares.

Se pueden distinguir varios tipos de vegetación, según nos encontremos en un bosque, entre malezas, en un campo de pastoreo o en una planicie cubierta de musgo. Digamos además que los bosques difieren entre sí: un bosque de hayas es más sombrío que un bosque de encinas o de abetos; tan sombrío, que pocas plantas pueden vivir en él.

La ilustración representa un bosque con diferentes especies vegetales. Hay en él claros, y las cimas de los árboles no se unen arriba hasta formar un techo de follaje (abajo). Numerosas plantas conviven con estos árboles: arándanos, hongos, heléchos, etcétera.

En la actualidad hay una nueva rama de la botánica que se ocupa de estudiar las asociaciones de las plantas; esta ciencia nueva se llama sociología de las plantas o ciencia de la vegetación. Un bosque de hayas, un bosque de abetos, un bosque con diversas variedades, son ejemplos de comunidades de plantas.

Pero se pueden encontrar igualmente grupos de asociaciones en una misma pradera, en un seto o en un foso. Las comunidades o asociaciones de plantas se caracterizan por su aspecto exterior y también por las especies que las componen.

Además es interesante observar que ciertas comunidades se reparten en capas o pisos, lo cual puede ser fácilmente verificado en el bosque: en el piso superior se encuentra la copa de los árboles, agitada por el viento; más abajo los matorrales, donde resuenan los trinos de los pájaros; más abajo todavía, las hierbas, y finalmente el musgo, donde viven las hormigas y los coleópteros. El lector que quiera observar el bosque con atención, fácilmente descubrirá los pisos que acabamos de citar.

domingo, 20 de febrero de 2011

Plantas Parásitas


Debemos señalar que el parasitismo no es un modo de vida exclusivo del mundo animal, porque existen numerosas plantas parásitas. Podríamos citar, en primer término, un número impresionante de bacterias y de hongos; pero a pesar del interés que ofrecen, no podemos concederles nuestra atención, porque hay bastantes plantas parásitas más conocidas y que, además, se prestan mejor para ser ilustradas.

Una de las más características es el muérdago (Viscum álbum), que vive sobre las ramas de ciertos árboles como el álamo, el peral, el manzano y, sobre todo, la encina. Plinio el Viejo, el naturalista romano que pereció en el año 79 de nuestra era, a consecuencia de la erupción del Vesubio, contaba que los druidas concedían misteriosas virtudes al muérdago, que cada año cortaban con gran pompa, sobre la encina sagrada, utilizando una hachuela de oro.

El muérdago no echa raíz en el suelo como todas las plantas normales, sino que se prende a la corteza de una rama; los jugos de la planta le sirven de alimento, por lo cual el muérdago es un verdadero parásito.

Las semillas son diseminadas generalmente por los pájaros y, si caen en un lugar cualquiera de la rama, se observa muy pronto la aparición de una pequeña raíz, que se vuelve en todas direcciones hasta alcanzar la corteza a la cual se pega formando una especie de cápsula.

Del centro de ésta sale una excrecencia, que penetra en la corteza y llega a la parte leñosa de la rama. Esta excrecencia se llama buzo y alrededor de ella la rama de la planta nodriza forma en seguida una nueva capa leñosa, el famoso anillo anual. Una serie de capas celulares se forma cada año a nivel de la excrecencia, que se va agrandando.

Luego aparecen pequeñas raíces que, a su vez, desarrollan nuevas excrecencias. Paralelamente al crecimiento de las raíces, se asiste al desarrollo de la planta al aire libre y así vemos cómo aumentan de volumen las ramas y las hojas.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Vinca - Vinca mayor


Nombre científico
Vinca major.

Origen
Región mediterránea.

Clima
No es muy resistente al frío invernal, ante el cual suele perder parte del follaje si no se encuentra al reparo de otras plantas. Prefiere sitios con abundante humedad ambiental.

Descripción
Planta herbácea perenne, rastrera, con hojas aovadas, verde-oscuro o variegadas. Posee flores de color violeta o azulado; son solitarias, axilares, desde el invierno hasta la primavera, aunque también existen variedades de flores blancas y rosadas. El fruto es un folículo con semillas pilosas. Se reproduce por semillas, gajos o división de plantas.

Suelo
Se adapta a cualquier tipo, siempre y cuando tenga suficiente humedad, pero que no se encharque.

Usos
Por su follaje y floración, es muy atractiva como cubresuelos. Las de hojas variegadas resultan una buena elección para lugares sombríos. También se utiliza en macetas como colgante.

Cuidados
Para evitar que se estire demasiado y quede con escaso follaje, lo ideal es someterla a una poda drástica que le permita recobrar fuerzas. Cuanto más se encuentre en la sombra, menos florecerá. Es bastante invasora y sus hojas contienen sustancias tóxicas. Se debe regar cada 2 o 3 días en el verano. Es atacada por pulgones.

viernes, 28 de enero de 2011

Podar Plantas - consejos y herramientas de poda


Cómo realizar cortes correctos
Los cortes deben realizarse en forma inclinada y en sentido contrario a la yema o brote orientado hacia afuera, o justo por encima (a una distancia de 0,5 a lcm) de un par de yemas opuestas, de modo que los brotes resultantes se desarrollen hacia afuera y sin cruzarse con respecto de los demás tallos. La superficie de corte debe quedar perfectamente lisa.

Herramientas
Se utilizan tijeras de podar y serruchos. Es imprescindible afilarlas bien para hacer buenos cortes y con menor esfuerzo. Además, deben estar limpias y desinfectadas. Para ello, se utiliza un algodón con alcohol al terminar la tarea con cada planta. Antes de guardarlas, es conveniente untarlas con aceite de máquina.

La idea es prevenir la propagación de enfermedades (hongos, bacterias o virus) y evitar que se oxiden las partes metálicas. La necesidad de desinfectar es mucho menor si se poda en el invierno, cuando los parásitos están más Inactivos por el frío.

No se debe usar machete para esta práctica porque, aunque estén afilados, causan daños en las ramas y resulta muy difícil manipularlo con la precisión que se requiere.

El Despunte
El despunte es una práctica que se realiza de forma manual, muy común en las azaleas. Consiste en eliminar algunas ramas nuevas para evitar que se desarrollen.

sábado, 15 de enero de 2011

Suelo


¡Reconozca el suelo por su textura

Si sabemos qué clase de tierra tiene el suelo que destinaremos a jardín podremos determinar qué especies podremos plantar. Para averiguarlo sólo hay que hacer una prueba muy simple: tome un poco de tierra y amásela con agua. Intente formar un rollito y, si se mantiene, significa que el suelo es de textura fina; si se rompe fácilmente, es de textura media y si, directamente no puede formarlo es de textura gruesa. Los suelos de textura fina son ricos en arcilla, aunque también será muy común que el agua de riegose encharque y que las plantas se marchiten lentamente. Para mejorarlo, durante cinco primaveras agregue resaca o martillo enriquecido con abono animal.

Los terrenos ideales para las plantas son los de textura media, que retienen el agua , pero también tienen buen drenaje. Además, los nutrientes pasan fácilmente a la planta y resultan muy sencillos para trabajar.
En los suelos de textura gruesa hay un alto nivel de arena, por eso tienen poca capacidad de retención de agua. Son pobres en nutrientes, pero se trabajan fácilmente y las raíces se desarrollan con fuerza. Este tipo de suelo es indicado para el cultivo de hortalizas, pero hay que añadir materia orgánica.

viernes, 16 de abril de 2010

Bulbos


Bulbos a plantar en el mes de Abril (Otoño)

Los bulbos a plantar este mes y las flores a sembrar son las siguientes:
Bulbos: Anémona, Azucena, Begonia, Free-sia, Ixia, Jacinto, Junquillo, Lilium, Mont-bretia, Marimona, Narciso, Sparaxis, Tulipán, Watsonia, cretona planta.
Flores: Aliso, Alelí, Amapola, Arvejilla, Aquilegia, Boca de sapo, Bellis, Caléndula, Campánula, Clavelina, Careopsis, Clarquia, Centaurea, Digitalis, Espuela de caballero, Flox, Gaillardia, Gipsofila, Iberis, Juliana, Lupino, Linaria, Lino, Miosotis, Nemesia, Petunia, Pensamiento, Penstémon, Senecio, Silene y Taco de reina.

lunes, 12 de abril de 2010

La jardineria


Jardinería con los primeros fríos

Los primeros descensos de temperatura cambian el aspecto de nuestro jardín. Los riegos disminuyen. El césped y los cercos declinan en su crecimiento. A fin de abril se recortarán todos los setos pues así se mantendrán, casi sin necesidad de repasarlos hasta fin de invierno. Se pasará también la máquina cortadora de césped. Es el momento de realizar siembras y estaqueados de gramilla, cretona planta.

El cultivo de dalias se marchita visiblemente. Los gladiolos florecidos cuyo follaje amarillea se retiraran de la tierra y se desinfectarán los bulbos con bicloruro de mercurio al uno por mil durante 2 horas.

Se realizan los almacigos de marimoña con semilla cosechada anteriormente. También se comenzará la plantación de los llamados bulbitos de marimonas procedentes del cultivo del año anterior. Antes de la plantación se remojarán en agua varias horas y se dividirán. El remojado acelerará la posterior brota-ción que de lo contrario es lenta. Esta plantación nos dará las mejores flores (mes de octubre).

domingo, 31 de enero de 2010

Plantas interiores


Plantas de interior

Cómo cuidarla salud de las plantas que se cultivan en nuestras casas es una pregunta frecuente.
Para la salud de las plantas que nos rodean o nos regalan su presencia hay varias preguntas a contestar por ejemplo:

¿Cómo evitar las enfermedades de las plantas de interior?

No usando tierra sin esterilizar. Compre un compost especialmente preparado, del que pueda estar seguro que no tiene plagas ni enfermedades.

viernes, 22 de enero de 2010

Plantas decorativas


Plantas decorativas
¿Cuáles son las plantas que más adornan la casa?

La violeta de los Alpes es planta de ambiente frío, muy resistente.

La azalea también es muy decorativa. Durante la floración debe permanecer en un ambiente oscuro. En verano no debe desarrollarse al aire libre.

Algunos otros ejemplares conocidos son el crisantemo, la estrella federal y la violeta africana. En cuanto a las plantas trepadoras hay que destacar la hiedra; en plantas colgantes merecen mencionarse el potus, muy adaptable y que requiere escasos cuidados. En las rastreras no hay como el ficus.

domingo, 27 de diciembre de 2009

Plantas especies


Botellas y garrafas

En los recipientes cerrados o con boca estrecha el grado de humedad será muy alto y la dificultad para atender las plantas, mayor.

Sirven para ellos los helechos como pteris, cabellera de Venus; polystichum y selanginela. O bien las plantas como fitonia de hoja rosa o blanca, begonias miniatura del tipo prismatocarpa, pequenas siningias, gesneria, pilea.

En recipientes cerrados no convienen las plantas de flor, porque éstas tienen corta vida y al secarse se caen y producen moho.

Dosis de agua y luz

Sitúa el recipiente en un lugar donde reciba luz, pero no sol.

Para que todas las plantas reciban la misma luz, debes cambiar el recipiente de posición cada dos tres días.

En recipientes abiertos, riega cada vez que la tierra empiece a estar seca.

En los cerrados, pulveriza el interior de las paredes del recipiente para que el agua resbale hasta la tierra y no se mojen las hojas. Si tiene tapa de cristal, habrá que secar las gotas que se condensen.

Retira las hojas y flores muertas en cuanto caigan, tanto en los recipientes abiertos como en los cerrados: así se evitan enfermedades.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Perejil propiedades


Perejil
Cuando tu perejil tenga un tamaño razonable, puedes montar un cesto colgante. Escoge un cesto, o cualquier cacharro que te guste, y llénalo de musgo. Coloca encima compost mezclado con un poco de abono de disolución lenta. Con las manos separa la tierra y planta tus tiestos de perejil. Luego terminas de llenar con tierra y la aprietas un poco para que no queden cámaras de aire, y la superficie de la tierra quede uniforme. Riega, deja escurrir completamente y ya puedes colgar el cesto en un lugar bien iluminado para que tu perejil siga creciendo. Riégalo cada día.

martes, 3 de noviembre de 2009

Plagas plantas

Plagas plantas
Un jardín sin plagas
Un follaje pobre, manchas o Insectos y floración escasa, son los síntomas claros de que la planta está en problemas. Si muchas hojas se marchitan a pesar de controlar atentamente los nutrientes y el riego, es muy probable que la planta haya sido atacada por alguna bacteria incurable y, en estos casos, la esterilización del suelo es el tratamiento más apropiado. Conviene remover y quemar las partes afectadas y desinfectar las herramientas utilizadas.

Cuando el problema son los hongos que se muestan como manchas de aspecto seco y con puntos negros, elimine las hojas afectadas. Además pulverice semanalmente con un fungicida. Si se trata de manchas blancas y afelpadas está indicando un exceso de humedad. Trátelas espolvoreando con azufre.
Lo más conveniente es llevar una muestra del problema a un especialista para que pueda evaluar la medida más conveniente a tomar.

martes, 29 de septiembre de 2009

plantas perennes

plantas perennes
Plantas anuales, bienales y perennes

Es importante saber que no todas las plantas tienen el mismo tipo de crecimiento y duración, sobre todo antes de utilizarlas como decoración de jardines.

Llámanse plantas anuales aquellas que tienen un crecimiento rápido y que después de haber dado flores y semillas mueren en el mismo año.

Se dá el nombre de bienales a aquellas cuya vida, a partir de su nacimiento hasta su floración y seminación, dura dos años; hay algunos ejemplares que mueren antes y otros que duran solamente un año, hasta su floración.

Llamamos plantas perennes a aquellas que después de florecer siguen vegetando, para el otro año darnos de nuevo sus flores.

viernes, 25 de septiembre de 2009

de azalea

de azalea
Esta planta pertenece al género de las violáceas, habiéndolas de los más variados colores.
Los ejemplares gigantes son variedades que se obtienen a base de trasplantes, pues cuanto mayor sea la cantidad de ellos, mayor y más perfecto será el ejemplar obtenido. Se siembran de almacigo en otoño e invierno, procurando defenderlos de las heladas. Es, como hemos dicho, una planta de cultivo sencillo y quizá sea ese el motivo por lo que la mayoría de la gente las prefiere.

sábado, 19 de septiembre de 2009

rosa

rosa
Debe tenerse en cuenta que la planta debe conservar el mismo nivel que tenía antes de ser trasplantada y en caso de que sea de gran tamaño un poco más arriba, con lo que se conseguirá que conserve el nivel deseado cuando la tierra se asiente.

Se recomienda colocar después del trasplante, estiércol sobre la tierra a algunos centímetros del tronco, no siendo necesario hacerlo si él se ha efectuado después de algunas heladas porque el temor de que la planta continúe su vegetación es casi nula, pues la savia estará perfectamente dormida.

Y finalmente diremos que para conservar la forma de los rosales conviene quitar toda aquella rama después de su floración, teniendo cuidado de hacerlo con mesura, pues un descuido puede matar la planta.