Entrada destacada

La agricultura en jardines frontales

He visto artículos recientemente sobre la escasez mundial de alimentos y la alimentación de nuestras poblaciones y todo eso, manojo de ...

Mostrando entradas con la etiqueta insectos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta insectos. Mostrar todas las entradas

martes, 17 de junio de 2014

Los tratamientos contra plagas


Con el buen tiempo, hay más riesgo de plagas
Las plagas de insectos les encanta el tiempo en unos pocos rayos de sol y una temperatura suave dejando el letargo y proliferan rápidamente. Para ellos, las plantas, los árboles o los arbustos son lugares ideales para vivir y reproducirse. Por lo tanto, usted debe tener mucho cuidado y actuar sin demora.

El primer paso para coger una plaga es identificarlo. Hay muchos parásitos, insectos, virus, hongos y bacterias que pueden atacar a nuestros vegetales. Note bien la planta y detectar cuál es el problema. Si no se puede identificar, eliminar una hoja y llevarla a la Plantas! Sin costo alguno, vamos a hacer un diagnóstico y proponer el tratamiento más adecuado.

Las plagas más comunes son los pulgones, que afectan en particular a las plantas y arbustos en flor, botrytis, típica de las plantas bulbosas y moho, que se produce principalmente en áreas con altas temperaturas y humedad. Las hortensias son candidatos ideales para tener moho. Son también frecuentes ataques de mariposa africana, conchonilhas, caracoles, arañas rojas ... son los verdaderos depredadores de nuestras plantas.

Después de la identificación de la plaga, la primera solución es eliminar a todos los bichos y escombros a mano, hasta que esté completamente limpio. A continuación, utilice un tratamiento específico de productos para la plaga en cuestión y es muy constante, siguiendo las instrucciones con atención. Usted puede elegir entre las recomendaciones ecológicas de productos de tratamiento para el tratamiento de plantas de frutas, verduras y otros vegetales para el consumo humano o de los productos tradicionales que contienen productos químicos. En Plantas encuentra una amplia gama de productos para el tratamiento de plagas, tanto química como ecológicos.

Por último, tenga en cuenta el tratamiento preventivo que se puede hacer en el invierno. Aunque, con el fin de tratar de forma preventiva con el mismo producto de un tratamiento de disolución inferior, asegúrese de tener efecto ovicida, es decir, que termina con los huevos y las larvas, lo que impide que la plaga se reproduzca.

Esperemos que estos consejos le ayudará a mantener sus plantas hermosas, sanas y libres de plagas!

lunes, 24 de junio de 2013

Esperando luciérnagas


Se sentó en su jardín por primera vez esta temporada a pesar de que había millones de malezas para tirar. Ella desafió a sí misma a sentarse en silencio hasta que vio una luciérnaga.

Una vez desafió, no habría marcha atrás. Así que se sentó durante mucho tiempo, observando en silencio su jardín, sintiendo la brisa, observar las aves, respirando el aliento de su jardín.

Entonces vio una luciérnaga y entró por la noche, dejando el jardín para su disfrute.

Mientras tanto, las malas hierbas siguen creciendo, pero también lo hicieron las flores.

viernes, 18 de marzo de 2011

Plagas de Plantas - Las Hormigas


Se trata de insectos que poseen una organización social y una división del trabajo bastante complejas. Viven en grandes hormigueros subterráneos que suelen tener varias bocas de entrada. Aunque existen distintos tipos de hormigas, pueden dividirse en dos grandes grupos: las que cortan hojas y las que comen otros insectos (carnívoras).

Las primeras, aquellas que causan daños en nuestros jardines, no se consideran herbívoras pues no comen hojas, sino que éstas son utilizadas para alimentar a los hongos que ellas mismas cultivan y luego comen. En la primavera y en el verano, se observa una gran actividad en los hormigueros.

Sucede que en esta época, las hormigas atacan a una gran cantidad de plantas de especies distintas, que muchas veces quedan completamente sin hojas.

Los métodos de control son variados, y consisten en destruir los hormigueros, inundarlos, o bien utilizar productos químicos. Muchos de estos últimos son bastante tóxicos y deben manipularse con precaución, usando siempre guantes y lavándose muy bien las manos al terminar su aplicación.

Uno de los métodos más extendidos en los últimos años es el uso de cebos para hormigas en pellets. Dado que éstos poseen compuestos químicos que atraen a las hormigas, son llevados al hormiguero. Una vez allí, envenenan y matan a los hongos cultivados y en consecuencia, los insectos mueren por falta de alimento.

jueves, 24 de febrero de 2011

Insectos - fundamentales para las plantas


Puede suceder que, después de haber leído el post precedente, el lector piense que en "la atracción de las flores" hay una cierta exageración literaria.

No hay tal. Queremos demostrar, con otros ejemplos, hasta qué punto las flores se esfuerzan por atraer a los insectos, cuya visita es indispensable para asegurar la continuación de la especie. Esos insectos, mensajeros de amor, efectúan la transmisión del polen.

Las flores son hijas del sol, igual que los insectos, por lo menos en su gran mayoría. Pero existen mariposas nocturnas, como las esfinges del pino, que pueden asegurar la transmisión del polen entre flores que exhalan su perfume principalmente durante la noche (arriba). Por ejemplo, el olor penetrante de la campanilla atrae fuertemente a las esfinges del pino.

Y para facilitar todavía más la tarea de sus huéspedes, las flores no sólo abren sus pétalos a la caída de la noche, sino que cambian de color y se vuelven blancas para que en la obscuridad puedan ser más fácilmente visibles.

El néctar se encuentra en el fondo del nectario, pero la naturaleza ha dotado a esta mariposa de una trompa lo suficientemente larga para que pueda alcanzarlo (la espiritrompa, que en reposo se arrolla).

Las flores ofrecen una recompensa a sus visitantes; pero no todas las visitas son bien acogidas. Se comprueba, en efecto, que las flores tienen preferencias por ciertos insectos. Una disposición particular de los sépalos, una forma determinada o, más aún, la profundidad en que se encuentra el néctar a veces, indican que las flores tienen inclinación por determinado insecto.

Se podría decir que los insectos que aseguran la fecundación deben disponer de la llave necesaria para llegar a la cámara del tesoro. Se trata, naturalmente, de una metáfora para referirnos a la forma del insecto o a la longitud de su trompa.

martes, 22 de febrero de 2011

Insectos en los Jardines


El cínips no alcanza nunca a medir más de 5 mm. y son numerosas sus especies, dispersas en todos los países. Es el principal insecto productor de agallas, pero existen igualmente mosquitos y avispas productores de nueces de agallas. Se considera muy importante el estudio de las diferentes clases de agallas y se le da el nombre de cecidología.

La ilustración, aparte de las nueces de agalla de la encina, representa otra especie de agalla, de forma irregular, v que en el grabado aparece considerablemente aumentada. La contarinia, parásito nocivo, provoca la caída de las peras apenas formadas.
La aventura sobre una hoja tiene numerosos aspectos; los pulgones la transportan a otro decorado, alimentándose de los jugos de la? piartas, sin despreciar —como ya lo sabemos— a los rosales. Los pulgones se alimentan del jugo de la planta prácticamente sin parar y segregan al mismo tiempo un líquido dulzón que atrae enormemente a las hormigas.

Se podría decir que ciertos pulgones son las "vacas lechera" de las hormigas, las cuales no desdeñan rungún artificio para acelerar la producción de su "ganado". La familia de los áfidos o pulgones comprende algunas especies muy nocivas, como el pulgón lanígero (Schizoneura lanígera), terrible plaga de los frutales, y la filoxera (Phyloxera aritifolii) de origen americano.

He aquí otro ejemplo de aventura que nos ofrece la naturaleza. En primavera encontramos a veces sobre los tallos algunas masas espumosas, en las cuales se esconden las larvas de una especie de cigarra y que rodean su cuerpo con una substancia que ellas mismas segregan. Para respirar deslizan la parte trasera de su cuerpo y en el momento de la espiración el aire atraviesa el jugo y forma la espuma, la cual representa una protección contra las hormigas, que se vuelven atacantes cuando ésta ha desaparecido. Las masas que rodean a la chicharrita espumosa (Ptyelus espumarius) se conocen con el nombre de "saliva de cuclillo".

Generalmente, los machos de los pulgones poseen alas y las hembras no (arriba, izquierda). Es de hacer notar, también, que no es siempre necesario que las hembras, sean fecundadas para asegurar la supervivencia de la especie, pues hay partenogénesis.

sábado, 19 de febrero de 2011

Hoja Verde - una aventura natural


¿Quién no conoce esas pequeñas manzanitas brillantes que se forman bajo las hojas de la encina? (arriba, derecha). Antaño, contaban los viejos pastores que esas bolitas eran huevos de brujas.

La ciencia es más precisa: si cortamos en dos esta agalla de encina, descubriremos en su interior un pequeño gusano, que en la ilustración está representado con un considerable aumento . Se trata de la larva de un cínips, el Diplolepis quercus folii.

Esta larva no tiene patas y se alimenta de las espesas paredes de su prisión. Si la agalla es abierta hacia fines del otoño, generalmente la larva ya ha cumplido su metamorfosis.

El cínips es un insecto himenóptero de apariencia frágil y la agalla de la encina es el resultado del ataque de este insecto al árbol. La hembra del cínips hace una picadura en una hoja tierna de encina y deposita su huevo en la incisión. Al picar, el insecto inyecta igualmente una materia excitante, que mueve a las células vegetales a dividirse y a producir una excrecencia, que muy pronto encierra al huevo y más tarde a la larva.

Ésta no se contenta con alimentarse del tejido vegetal, sino que también inyecta un líquido, con el fin de que la excrecencia se agrande hasta formar la agalla, o nuez de agalla. La subsistencia de la larva del cínips está, pues, asegurada y es la planta misma la que proporciona a las células de la agalla las materias indispensables para su desarrollo, asegurando a la larva una vida despreocupada.

¿Es colaboración entre compañeros con ventajas para los dos? No lo creemos. La única beneficiaría es la larva, y no vemos en qué la agalla puede beneficiar a la encina, aunque debemos agregar que tampoco sufre por ello y que una hoja puede soportar varias agallas sin que su crecimiento se vea retardado o sin que se marchite más rápidamente. Esta aventura sobre una hoja verde es, pues, otra de las maravillas de la naturaleza.