Entrada destacada

La agricultura en jardines frontales

He visto artículos recientemente sobre la escasez mundial de alimentos y la alimentación de nuestras poblaciones y todo eso, manojo de ...

Mostrando entradas con la etiqueta reproducción sexual. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta reproducción sexual. Mostrar todas las entradas

jueves, 3 de marzo de 2011

Reproducción Sexual de las Plantas


La multiplicación asexual es la forma más primitiva para la continuación de la especie. En cambio, la sexual es una forma superior de multiplicación. Las plantas se reproducen también de esta manera.

Para hacer posible la reproducción sexual, las flores se han asegurado a veces la colaboración de seres vivos. En realidad las flores constituyen la envoltura de los órganos sexuales de la planta; algunas sólo poseen órganos masculinos y otras solamente tienen órganos femeninos: son las flores unisexuales.

Cuando una planta posee simultáneamente flores masculinas y femeninas, decimos que es monoica. Puede darse el caso de que las flores femeninas estén sobre un pie diferente del que sostiene las flores masculinas; entonces la planta es dioica. Las flores que tienen los órganos de los dos sexos son bisexuales.

El botón de oro o ranúnculo (Ranunculus), que se encuentra prácticamente en todas las praderas, es una flor bisexual, es decir, completa. Los órganos reproductores están representados separadamente y con aumento; el sexo masculino se indica en rojo y el femenino en azul. El órgano femenino está constituido por el óvulo con el pistilo y los estigmas; el órgano masculino, por el estambre con la antera, bolsita que contiene el polen.

En primavera, cuando las ramas de la mayoría de los árboles se ven todavía desnudas, las ramas del sauce se cubren de flores de dos clases: unas de color gris verdoso, las otras amarillo fuerce.

Como estas dos especies de flores no están sobre el mismo pie, decimos que el sauce es dioico. Las flores femeninas se hallan formadas por un conjunto de pequeñas flores integradas por un pistilo con óvulo y dos estigmas. Las flores masculinas están constituidas por flores pequeñas con dos estambres adheridos a un pequeño penacho velludo.

El sauce es, pues, unisexual y dioico, y la fecundación de una flor con polen de la misma planta está excluida. En este caso, son los insectos los que aseguran la polinización.