Entrada destacada

La agricultura en jardines frontales

He visto artículos recientemente sobre la escasez mundial de alimentos y la alimentación de nuestras poblaciones y todo eso, manojo de ...

Mostrando entradas con la etiqueta podar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta podar. Mostrar todas las entradas

miércoles, 15 de mayo de 2013

Disfrute del invierno de podar


Podar en invierno para reforzar sus plantas

Hay muchas plantas que hibernan desde noviembre hasta la primavera, y este es precisamente el mejor momento para podar.

Tenga en cuenta que podar las plantas o arbustos es la intervención en la naturaleza, y deben realizar esta operación con mucho amor y cuidado.

En general, la poda se hace para regular el crecimiento y eliminar cualquier parte dañada o enferma, pero también se hace para ocupar una gran cantidad de espacio impide o hace mucha sombra. Pero a pesar de ser una poda de producción, renovación, limpieza o adelgazamiento, antes de empezar, y deben observar la planta, árbol o arbusto e identificar de antemano cuánto va a trabajar para errores.

La temporada de invierno es la mejor manera de podar los árboles y arbustos de hoja caduca, ¿por qué no eliminar las hojas y por lo tanto se vuelve menos debilitante, sino que debe ser hecho antes de que se enfríe más intenso.

También, invierno es cuando tienen un menor número de hojas, lo que facilita la observación de la estructura de las ramas, dándose cuenta de mejor lo que se debe cortar o no. En el caso de plantas de hoja perenne, es más aconsejable esperar las heladas antes de intervenir.

Pero el invierno ofrece más ventajas para realizar esta operación ahora. En primer lugar, es el momento ideal para podar árboles, enredaderas, arbustos y rosas, a pesar de que debe hacer pequeños trabajos de mantenimiento durante el resto del año, por ejemplo, para eliminar las ramas muertas o enfermas que puedan tener.

Además, tenga en cuenta que en este momento tienen un menor número de hojas y ramas, por lo que los cortes serán más fáciles y los puede hacer más precisa.

Y aunque en la primavera y el verano, las cortes tienden aa sanar más rápido, hay muchas especies que "sangran" también, así que lo mejor es podar en invierno demasiado bien.

Si su objetivo es conseguir que un mayor número de flores y frutos, hacer la poda cuando hay luna llena o menguante, pero si quieres un crecimiento más fuerte y mayor aumento vegetativo, hacerlo durante la luna nueva o creciente.

Otra ventaja de esta operación en el invierno va a dar mayor fuerza y ??resistencia al tronco y las ramas, y además de ser un momento en que hay menos trabajo que hacer en el jardín, se puede dedicar más tiempo a un bien elaborado y poda mejores resultados.

martes, 1 de febrero de 2011

Tipos de Podas de plantas según la forma


Existen distintos modos de poda, según el objetivo del corte. Estos son:

Despunte o pinzado: Consiste en quitar con los dedos los extremos de los brotes tiernos de una planta. Su finalidad es favorecer el desarrollo de las yemas laterales, obtener más brotes y redondear aquellos ejemplares que crecen compactos.

Recorte: Es un corte ligero de todas las ramas de la copa. Se elimina aproximadamente 1/3 de la longitud total.

Acortamiento: Es la eliminación de Tipos 2/3 de la longitud de las ramas, dejando un 1/3 restante.

Raleo: Es la eliminación total de la rama desde la base.

Poda verde: Se realiza durante el período de actividad de la planta, en la primavera o el verano. Su objetivo es realizar una limpieza.

Poda seca: Se efectúa en el período de reposo vegetativo, desde mediados del otoño hasta el invierno.

Poda fuerte: Es un acortamiento, que favorece el desarrollo de brotes más robustos y la formación de madera, más que de flores y frutos.

Poda leve: Es un recorte que tiende a la formación de flores y frutos.

viernes, 28 de enero de 2011

Podar Plantas - consejos y herramientas de poda


Cómo realizar cortes correctos
Los cortes deben realizarse en forma inclinada y en sentido contrario a la yema o brote orientado hacia afuera, o justo por encima (a una distancia de 0,5 a lcm) de un par de yemas opuestas, de modo que los brotes resultantes se desarrollen hacia afuera y sin cruzarse con respecto de los demás tallos. La superficie de corte debe quedar perfectamente lisa.

Herramientas
Se utilizan tijeras de podar y serruchos. Es imprescindible afilarlas bien para hacer buenos cortes y con menor esfuerzo. Además, deben estar limpias y desinfectadas. Para ello, se utiliza un algodón con alcohol al terminar la tarea con cada planta. Antes de guardarlas, es conveniente untarlas con aceite de máquina.

La idea es prevenir la propagación de enfermedades (hongos, bacterias o virus) y evitar que se oxiden las partes metálicas. La necesidad de desinfectar es mucho menor si se poda en el invierno, cuando los parásitos están más Inactivos por el frío.

No se debe usar machete para esta práctica porque, aunque estén afilados, causan daños en las ramas y resulta muy difícil manipularlo con la precisión que se requiere.

El Despunte
El despunte es una práctica que se realiza de forma manual, muy común en las azaleas. Consiste en eliminar algunas ramas nuevas para evitar que se desarrollen.

martes, 25 de enero de 2011

La Poda de Plantas


Una creencia extendida, pera incorrecta, es que todos los arbustos deben someterse a una poda fuerte cada año. Muchas especies caducas y la mayoría de las persistentes, crecen satisfactoriamente y florecen de forma adecuada si tienen espacio para desarrollarse y si su suelo es fértil. En estos casos, es preferible no podar, porque puede producir un ejemplar feo y deforme, con pocas flores, e incluso ninguna.

Sin embargo, para ciertos grupos de arbustos, una poda correcta sí favorece la producción reguiar y abundante de flores, y el desarrollo de su follaje es vigoroso y sano. En estos casos, se procura disponer las ramas y la copa de modo tal que la luz penetre de la forma más uniforme posible en el interior de la planta, y así permitir que las hojas, yemas y flores se desarrollen en mejores condiciones, y los frutos alcancen las dimensiones deseadas.

El lugar del jardín que se elige para situar un arbusto influye en la poda que luego debe hacerse. Nunca hay que plantar un ejemplar que naturalmente alcanza gran tamaño en un lugar donde el espacio es limitado; de esta forma evitamos que se deba restringir su crecimiento constantemente. El resultado sería una planta de aspecto poco agradable, con gran cantidad de vegetación y posiblemente sin flores.

Existen algunos factores importantes que debemos tener en cuenta cuando vamos a podar: el tipo de follaje y su permanencia (si es caduco o persistente), la disposición del ramaje, la silueta, la época de floración y de fructificación. Además, conviene considerar el crecimiento, el vigor y la rusticidad de las plantas, su edad y estado sanitario, así como también las condiciones ambientales del lugar (el suelo, el clima y la exposición).

Existen básicamente dos momentos en el año para realizar la poda:

• Otoño-invierno, para las especies caducifolias y las que florecen en la primavera.

• En la primavera, después de la brotación, para las especies caducifolias que florecen en el invierno.