Entrada destacada

La agricultura en jardines frontales

He visto artículos recientemente sobre la escasez mundial de alimentos y la alimentación de nuestras poblaciones y todo eso, manojo de ...

Mostrando entradas con la etiqueta bosques. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta bosques. Mostrar todas las entradas

martes, 21 de febrero de 2012

Productos que se obtienen de los bosques


Los productos que se obtienen del bosque son tan numerosos y variados que a diario los usamos y los vemos en nuestro derredor. Sin duda que el más importante de ellos es, por lejos, la madera; pero en la práctica podemos distinguir varias categorías de productos:

Los productos primarios, aquellos que son usados casi tal cual salen del bosque.

Por ejemplo:

- los postes de alambrado, puntales de obra, horcones, etc.;
- la leña, el más antiguo'medio de producir calor qué el hombre ha utilizado;
- el corcho, que se obtiene de la corteza del alcornoque;
- los mimbres, para cestería, muebles y artículos, y para ataduras en viñedos y granjas;
- los frutos, algunos para el consumo humano (nueces, almendras, avellanas, paltas, dátiles), otros como alimento para el ganado (algarrobos, encinas, robles);
- las hojas, para preparar raciones alimenticias para aves y otros animales;
- los hongos comestibles; algunos de ellos crecen por sí solos a la sombra de los árboles, otros son cultivados por él hombre sobre troncos de eucaliptos ("shiitake");
- por fin, merecen citarse los árboles melíferos, aquellos que se destacan por su floración abundante y durable.

Los productos de madera elaborada; aquí es donde la madera como materia prima nos muestra sus múltiples aplicaciones:

- tablas, tablones y tirantes, que se necesitan prácticamente para todos los trabajos en madera;
- mueblería; -carpintería de obra y de campaña;
- construcción (casas, galpones, gimnasios, puentes, muelles);
- embarcaciones de todo tipo;
- cajonería;
y una larga lista de artículos artísticos, deportivos, domésticos y educativos.

Habida cuenta de la enorme variedad de maderas existentes en el mundo, los expertos las agrupan teniendo en cuenta diferentes criterios y procedimientos. En el comercio, por ejemplo, se adopta una clasificación basada en los posibles usos de la madera:

Maderas blandas, generalmente livianas, blandas y de colores claros. Relativamente fáciles de trabajar y pulir; aptas para usos generales. Son poco durables a la intemperie.

Maderas duras, se caracterizan por ser pesadas, duras a muy duras; de coloración más intensa, subida. Son muy resistentes y durables, aún en ambientes húmedos. Se emplean en construcciones pesadas (estructuras, puentes, durmientes para vías de ferrocarril, etc.).

Maderas finas (o Nobles, o Preciosas), de gran calidad y altos precios en el mercado. Por su estructura particular y su textura fina y homogénea, permiten una terminación o acabado perfecto; además se lustran muy bien. Se emplean en ebanistería, escultura, torneado y muebles de estilo.

martes, 31 de enero de 2012

Bosques naturales


Si querernos entender al bosque como creación de la Naturaleza, debemos escuchar y observar a sus árboles. Observarlos tomándonos el tiempo necesario para acercarnos a él y, en su compañía, desarrollar una relación de amistad; sentir al árbol en sus diferentes facetas, preocuparnos de él y finalmente aprender cómo cuidarlo, plantarlo, aprovechar los bienes que nos ofrece.

Bienes materiales, físicos y espirituales relacionados con nuestra propia existencia.

Nos interesa presentar por lo menos una imagen de los temas relacionados con el aprovechamiento del bosque, en el sentido productivo más conocido, que lo es especialmente por los productos madereros, los subproductos y derivados.

La gente que trabaja con la madera, conoce sus características y sus cualidades como material sano, seguro y leal, cálido y cómodo. Conoce de su versatilidad en las posibilidades de uso y de su sobresaliente contribución a la calidad de vida.

Los sitios forestales constituyen uno de los temas básicos; cuando se emprende una forestación, o sea una plantación de árboles para crear un bosque, no es recomendable hacerlo en terrenos que pueden ser mejor aprovechados en la producción de cereales y otros cultivos, o en praderas para la ganadería.

Las plantas agrícolas herbáceas poseen raíces superficiales y podrán obtener humedad del suelo y los nutrientes que necesitan en la capa superior del suelo. Los árboles, en cambio, son vegetales de gran desarrollo, que emitirán sus potentes raíces buscando elementos nutritivos en las capas más profundas; de ahí que son capaces de vivir en suelos que para aquellos cultivos agrícolas resultarían sumamente pobres y de bajo rendimiento.

Los terrenos aptos para el "cultivo de bosques" son los que reciben el nombre de sitios forestales. En nuestro país, son considerados sitios forestales típicos los espacios ocupados por serranías, bañados, llanuras arenosas, márgenes de ríos y dunas costeras.

Otros ejemplos de sitios forestales son los suelos erosionados, los aluviones e islas fluviales, las nacientes de ríos y arroyos; y también los terrenos con excesiva pendiente que, aún cuando sean fértiles, no pueden dedicarse a la ganadería ni menos a la agricultura sin riesgos de ser denudados.

Las especies de árboles para cada sitio, es otro tema igualmente importante; las mismas se eligen teniendo en cuenta determinados factores: la finalidad de la plantación, las características del suelo y del subsuelo, las condiciones del clima y los requerimientos del mercado, entre otros.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Silvicultura


La silvicultura moderna surgió como resultado de la disminución de los bosques en el mundo, por un lado; y la necesidad, cada día mayor, de disponer de maderas más perfeccionadas.

La finalidad de esta ciencia es lograr, en el menor tiempo posible, un mayor volumen de madera de mejor calidad y subproductos, a precios reducidos y sin empobrecer el suelo forestal.

La silvicultura enseña al propietario de un establecimiento de campo que tiene en mente iniciar la plantación de árboles, que debe hacerlo tras un estudio minucioso de los factores naturales que se dan en el lugar (suelo, clima, topografía).

También debe tener perfectamente predeterminado qué cometidos cumplirá el futuro bosque; en otras palabras, cuál será su aprovechamiento:

- ¿Será un bosque de producción, con miras a producir recursos o bienes, tales como maderas y otros productos?

- ¿O tendrá una finalidad protectora, como sombra y abrigo para el ganado, o fijar arenales, o amainar el efecto del viento en los cultivos?

- ¿O lo será con fines estéticos y ornamentales (parques, por ejemplo), o culturales y educacionales (como arboretos y reservas)?

Por cierto que en más de un caso es posible combinar dos o más de estas finalidades, lo cual significaría "diversificar" el aprovechamiento del bosque.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Bosque


En el bosque, el componente más importante es el árbol, que va creciendo conjuntamente con muchos otros árboles. Pero el bosque es algo más que un conjunto de árboles: "el bosque es una comunidad biológica de diferentes plantas (árboles, arbustos, heléchos, hierbas) y también animales que allí habitan".

¿Puedes imaginar un bosque sin animales?. Es imposible andar siquiera unos instantes en uno de nuestros montes autóctonos, o en un bosque plantado por el hombre, sin oír el canto o el aleteo de un pájaro. Si lo recorremos con mayor interés, podremos sorprendernos con algún animal singular, raramente visto: puede que un zorro de monte, por ejemplo, se atraviese en nuestro camino, o un coatí, o hasta un gato montes.

Y si observamos en detalle las hojas, o las fisuras de la corteza, o si exploramos el árbol desde el suelo, cavando en derredor de su base, descubriremos incontables pequeñas cosas acerca de otros habitantes del bosque: insectos, arañas, hormigas, larvas, etc.

Todos estos componentes están, además, íntimamente vinculados con el suelo, con el cual forman una inseparable unidad, y así conforman esa verde, armoniosa y equilibrada agrupación ambiental que es el bosque!

A la sombra de árboles venerables, muchos sabios, poetas y artistas han buscado la inspiración a lo largo del tiempo. Muchos abuelos nos han contado costumbres y leyendas, que nos sirven para conocer y acercarnos al árbol y al bosque. Muchos libros nos instruyen para conocerlos aún.mejor, en diferentes aspectos y diferentes puntos de vista.

Y así, poco a poco, conforme vamos ensanchando nuestro conocimiento, podremos establecer vínculos afectivos, aprendiendo a amar los árboles, a respetarlos y a comprender la misión que cumplen para el bienestar físico y espiritual de la población. En definitiva, adoptaremos hábitos y actitudes más racionales y más reflexivas ante los bosques como una entidad natural, como un recurso que nos proporciona la Tierra.