Entrada destacada

La agricultura en jardines frontales

He visto artículos recientemente sobre la escasez mundial de alimentos y la alimentación de nuestras poblaciones y todo eso, manojo de ...

domingo, 27 de diciembre de 2009

Plantas especies


Botellas y garrafas

En los recipientes cerrados o con boca estrecha el grado de humedad será muy alto y la dificultad para atender las plantas, mayor.

Sirven para ellos los helechos como pteris, cabellera de Venus; polystichum y selanginela. O bien las plantas como fitonia de hoja rosa o blanca, begonias miniatura del tipo prismatocarpa, pequenas siningias, gesneria, pilea.

En recipientes cerrados no convienen las plantas de flor, porque éstas tienen corta vida y al secarse se caen y producen moho.

Dosis de agua y luz

Sitúa el recipiente en un lugar donde reciba luz, pero no sol.

Para que todas las plantas reciban la misma luz, debes cambiar el recipiente de posición cada dos tres días.

En recipientes abiertos, riega cada vez que la tierra empiece a estar seca.

En los cerrados, pulveriza el interior de las paredes del recipiente para que el agua resbale hasta la tierra y no se mojen las hojas. Si tiene tapa de cristal, habrá que secar las gotas que se condensen.

Retira las hojas y flores muertas en cuanto caigan, tanto en los recipientes abiertos como en los cerrados: así se evitan enfermedades.

viernes, 25 de diciembre de 2009

Lirios


También por semillas
Después de la floración, en la planta de lirio quedan unas cápsulas que en su interior guardan unas semillas muy oscuras que sirven para plantar nuevos iris. Para eso, se separan las cápsulas y se abren recién cuando se hayan puesto amarillas, señal de que han madurado. Se sacan las semillas y se dejan secar. Después, se las puede almacenar o se germinan como cualquier plantín. El mejor momento para sembrar estas semillas es a fines del invierno. Cuando alcanzan unos 15 cm de altura, se pasa los plantines al lugar definitivo.

Durante la floración las semillas vuelan de una planta a otra e inevitablemente se mezclan. Esto hace que a la hora de florecer nos llevemos la sorpresa de contar en nuestro jardín con iris combinados, es decir, con flores de dos colores.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Plantas acuario


Una técnica rápida y sencilla

Un acuario o pecera grande, te dará la oportunidad de combinar varias especies. Procura que todas tengan las mismas exigencias y alturas, resulta muy decorativa, lo mismo que las suculentas como crasula, echeveria, agave, sedun. O bien, maranta, fitonia, begonia rex, tradescantia y peperomia. Recuerda que las plantas deben
estar desarrolladas y bien arraigada antes de pasarlas al terrarium.

Coloca en el fondo del recipiente una fina capa de grava, encima carbón vegetal y, por último la tierra (especial para cactus, especial para plantas de interior o crasas). La altura de las tres capas no debe sobrepasar un tercio de la del recipiente. Si la boca es estrecha, deja caer la tierra con un embudo de papel.
Puedes darle el aspecto final que desees, creando pequeñas montañas y valles, según posibilidades.
Coloca en los mejores sitios las plantas permanentes y deja el resto para las de temporada.

En las botellas de cuello pequeño, tendrás que hacer los hoyos valiéndote de un palito largo y luego meter las plantas con pinzas o dejándolas caer en él. Cubre y aprisiona las raíces sirviéndote de una cucharilla de mango largo.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Jardines en vitrina


Jardines en vitrina

Como un invernadero en miniatura, el cristal los protege y prolonga su vida. Aunque no puedas disponer de una parcela para ti, puedes hacerte un jardín en miniatura, y disfrutar de la belleza de las plantas cada día del año. Sólo necesitas el recipiente adecuado y saber cómo y qué plantar.

Lo primero que hay que buscar es el cristal adecuado. Las plantas necesitan luz, así que lo más indicado son los incoloros y transparentes, o los verdes claros. En cuanto a la forma, puedes decidirte por recipientes abiertos, como peceras, acuarios, grandes copas de boca ancha; o cerrados, tipo agarrafón o burbuja, a los que se puede poner o no un tapón.

Según que el cacharro sea abierto o cerrrado, así tendrás que elegir las plantas, pues no todas sirven indistintamente para uno y otro. Todas las plantas de crecimiento lento o enanas sirven para los recipientes de boca ancha. Si te decides por una sola, puedes plantar violetas, rosas enanas, gloxinia, todas ellas de flor.
También solos, los potos plateados, criptanto y tillandsia, quedan preciosos por la belleza de sus hojas. Las cintas o plantas araña se utilizan, pero crecen muy rápido y hay que sacarlas.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Cosechas


Cosecha de perejil
Con tu cosecha puedes:

• Decorar tus platos. Una rajita de limón con una ramita de perejil en el centro alegrará cualquier plato de pescado.

• Pon en una taza una ramita de perejil. Añade agua caliente y déjalo reposar unos minutos. Añade una cucharadita de azúcar y ya tienes una infusión diurética, cien por cien natural.

• Con crema de queso forma unas bolitas y rebózalas en perejil picado. Déjalas enfriar en la nevera hasta la hora del aperitivo.

• Ata unas ramas de perejil, un tronco de apio, una hoja de laurel, unas ramitas de tomillo y añádelo a tus guisos o sopas.

• El perejil absorbe otros olores. Puedes masticar unas ramitas para refrescar tu aliento después de comer ajo, o puedes añadir unas ramitas al aceite de freír el pescado y el aceite resultará menos fuerte.

• Alivia el dolor de las picaduras de insectos frotando la herida con una ramita de perejil.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Lirio


LIRIOS
Tiempo de cuidados

A esta altura, los iris de rizoma ya terminaron de florecer y, dado su crecimiento frondoso, hay que eliminarles las ramas que se están secando. Además, es muy común que haya que dividir las matas que suelen estar muy apretadas. En ese caso, se sacan algunas de las ramas centrales para que la luz solar llegue a toda la planta y no sólo a la parte exterior. Esta limpieza también sirve para plantar nuevos ejemplares en otros sectores a partir de las matas que eliminamos de la planta original.

Los pasos a seguir para dividir matas son los mismos que se realizan para trasplantar la planta, cuando deseamos cambiarla de lugar.

1. Levante.
Debe hacerse con mucho cuidado, para no dañar la planta.

2. Limpiarla.
Hay que revisar a fondo los rizomas y cortar las partes viejas o que tengan alguna enfermedad. A cada planta hay que dejarle 5 a 8 cm de rizoma. Si no se quiere perder el ejemplar, se elimina la parte enferma, pero no se la desecha. Se la trata con un fungicida y después se vuelve a plantar. Además, conviene recortar el follaje en forma de rombo para evitar que la planta se deshidrate y favorecer un enraizamiento rápido.

3. Ubicación.
Se los debe plantar en un terreno que reciba sol directo o media sombra. Esto es fundamental, porque los iris suelen enfermarse cuando están mal ubicados y reciben escasa luz solar.

4. Preparación del terreno

Remover media palada la tierra y añadir bastante harina de hueso o, si no, conchilla, que se pueden adquirir en los corralones donde venden materiales para la construcción.

5. Plantación
El rizoma, en parte o completamente, debe quedar a flor de tierra. Si ya echó raíces, sólo éstas quedan tapadas. Si no, se inclina el rizoma de modo tal que una parte queda enterrada y la otra afuera.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Perejil propiedades


Perejil
Cuando tu perejil tenga un tamaño razonable, puedes montar un cesto colgante. Escoge un cesto, o cualquier cacharro que te guste, y llénalo de musgo. Coloca encima compost mezclado con un poco de abono de disolución lenta. Con las manos separa la tierra y planta tus tiestos de perejil. Luego terminas de llenar con tierra y la aprietas un poco para que no queden cámaras de aire, y la superficie de la tierra quede uniforme. Riega, deja escurrir completamente y ya puedes colgar el cesto en un lugar bien iluminado para que tu perejil siga creciendo. Riégalo cada día.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Plantas Cretona



Cuidado de las cretonas

Un rociado, de vez en cuando, ayudará a formar una atmósfera húmeda; pero la clave está en hacerlo en las primeras horas de la mañana, para que las hojas no se vean manchadas.

Si usted quiere reproducir su planta, elija gajos de 7 a 10 centímetros de los brotes jóvenes en cualquier momento de la primavera. Sumerja los extremos cortados en hormonas de enraizamiento y colóquelos en un recipiente que contenga tierra buena de jardín.

Mantega el suelo húmedo y asegúrele una temperatura de 18-21°C, con aire húmedo y buena ventilación. Cultive cada planta en forma individual.

Cuando los gajos hayan echado raíces largas y fuertes y aparezcan los nuevos brotes será el momento de trasladarlos al lugar definitivo y tratarlos como plantas adultas.

Si en primavera, usted decide comprar un ejemplar en el vivero, prefiera las plantas pequeñas y tupidas, que tengan hojas muy atractivas, bien marcadas y coloreadas. Si nota que la planta ha detenido su crecimiento ofreciendo hojas muy pequeñas y deslucidas, es síntoma de falta de nutrientes o también de luz insuficiente. Abone la planta cada 14 días y colóquela en un lugar más iluminado.

Cuando el problema es el exceso de riego, se forma como un anillo oscuro y arrugado en el tallo, al ras de la tierra. Deje secar la planta algunos días y, luego, riegue sólo para mantener húmedo el compost.